La Singularidad, está cerca… ¿cuánto?

 El concepto de Singularidad Tecnológica fue presentado por primera vez por el matemático norteamericano Vernor Vinge, en un conferencia suya en la NASA en el año 1993; su transcripción puede leerse en inglés aquí. Un pequeño extracto:

“Dentro de treinta años, tendremos los medios tecnológicos para crear una inteligencia suprahumana. Pronto después la era humana estará terminada.

… permítanme ser más específico. Me sorprenderé si este evento ocurre antes de 2005 o después de 2030”

La Singularidad Tecnológica es un acontecimiento, futuro, en el cual el avance tecnológico y científico será tan rápido y vertiginoso, incluyendo la aparición de una mente suprahumana, que la mente humana no podrá predecirlos ni comprenderlos.

Según las tesis defendidas por sus proponentes, en las próximas décadas, incluso si no llegara a alcanzarse una inteligencia artificial sobrehumana, los avances tecnológicos y científicos, y con ellos lo cambios sociales y culturales, serán más profundos que los ya experimentados en muchos siglos.

El proponente más destacado hoy en día, del concepto de la Singularidad Tecnológica, es Raymond Kurzweil, quien tanto en libros como en su sitio web, ofrece datos sobre diversos frentes de la ciencia y de la técnica, para defender la tesis de que el avance exponencial es, en todos esos frentes, tan vertiginoso y acelerado, como para conducir a la singularidad en unas pocas décadas.

Este es, sin duda, su gráfico más famoso. Presentado ya en su libro “La era de las máquinas espirituales”.

Representa cúanta capacidad de cómputo se podía comprar por mil dólares, en cada momento, desde el año 1900 hasta el año del gráfico, 1999.

Como se puede observar la escala vertical es exponencial y representa él número de cálculos por segundo por cada mil dólares. Se observa cómo no sólo ha ido sobreviviendo a los sucesivos cambios de paradigma tecnológico, sino que ha ido acelerando; el resultado parece ser un cremiento hiperexponencial con el tiempo. De continuar por ese mismo camino, en torno a 2025 por mil dólares se podrá comprar la potencia equivalente a la de un cerebro humano, pero hacia 2045 a la de todos los seres humanos del planeta juntos. Potencia de cómputo e inteligencia no son lo mimo, pero Kurweil y otros argumentan que se está avanzando rápidamente en la ingeniería inversa del cerebro humano, para copiar su funcionamiento, así como en formas artificiales de inteligencia, por lo cual los investigadores intentarán crear mentes suprahumanas en cuanto los precios sean tan bajos como predicen.

Si eso es así, como defienden Vinge, Kurweil y otros, si lo consiguen, la era humana habrá terminado.

Ray Kurzweil tiene varios libros escritos sobre este tema, uno de ellos, de 1999, “La era de las máquinas espirituales”, está publicado en español; otro libro suyo, reciente, se titula “The Singularity is Near”, está a punto de ser publicado en español, por la editorial Lola  Books; esta empresa ha colgado en youtube un vídeo publicitario del libro en el enlace http://youtu.be/dvsFn-f3bPA . En su sitio web, Kurzweil hace una detallada presentación de cómo evolucionan diversos campos técnicos y científicos, puede leerse (en inglés) pulsando aquí.

Kurzweil También ha escrito recientemente un libro sobre cómo aprovechar el avance científico para prolongar la vida de modo ilimitado. 

Vídeos

La Singularidad Tecnológica, por Ray Kurzweil:

En Redes 10, 1 de 3:


2 de 3:


3 de 3:


La Singularidad Tecnológica, por Ray Kurzweil y otros:


La Singularidad por R.A. Wilson:


La Singularidad en la visión de el físico Michio Kaku:


Publicado en Sen categorizar | Deja un comentario

Inductrack, levitación magnética para el transporte

Se han desarrollado tres tipos de sistemas de levitación magnética, el más reciente es el denominado Inductrak. Es un sistema de levitación barato, intrínsecamente estable, sin necesidad de circuitos de control de la levitación, sin necesidad de electroimanes, superconductores, ni sistemas criogénicos. Al no haber contacto material entre el vagón y las vías se reducen el consumo, el desgaste, el ruido, y las averías. Carece de partes móviles, salvo el propio vagón, y su mantenimiento es por tanto mínimo.

Su esquema es sencillo. Se colocan imanes permanentes bajo el tren en formación de Halbach extendida linealmente (en el vídeo enlazado están en círculo). Como se muestra en la figura siguiente, cada imán está girado 90º respecto al anterior y al siguiente para potenciar el campo magnético bajo él y disminuirlo en él.

Imanes en formación Halbach

Imanes en formación Halbach

Las “vías” del tren son hileras de conductores dispuestos transversalmente a la vía, y aislados entre sí, como se ve en la figura señalados por “levitation circuits”.

Sección transversal. Imanes en rojo, anillos conductores en naranja.

Sección transversal. Imanes en rojo, anillos conductores en naranja.

Mientras el tren está parado, los imanes no se repelen con los conductores de la vía. Por tanto, mientras el vagón está parado no levita y por ello necesita ruedas pequeñas ruedas para despegar y aterrizar.

Cuando el tren se mueve, los imanes inducen corrientes eléctricas en los conductores de la vía,las cuales, a su vez, generan un campo magnético opuesto al de los imanes que aumenta con la velocidad del tren. Cuando el tren alcanza suficiente velocidad, unos 5 km/h, despega. A mayor velocidad, mayor fuerza de levitación magnética.

Cuando la velocidad decrece por debajo de 5 km/h, el tren aterriza de nuevo pues disminuyen las corrientes en los conductores y por tanto el campo magnético opuesto al los imanes también decrece. Al parar, también cesan las corrientes en lá vía pues los imanes del vagón no se mueven respecto a ella.

Primer prototipo construido, levitando.
Primer prototipo construido, levitando.

Arriba se ve una fotografía real del primer prototipo construido. Se observan los imanes de la formación Halbach, de sección cuadrada. La fila superior de imanes está destinada a la levitación, mientras los inferiores a los laterales mantienen al “vagón” alineado con la “vía”.

La elevación es sorprendente.

Primer prototipo construido, levitando.

Primer prototipo construido, levitando.

La vía inferior son anillos conductores concéntricos, de cobre, transversales, como se observa, en la imagen de la izquierda.

El vagón levitaba con un leve empujón al principio. Las pequeñas ruedas que se observan están destinadas al aterrizaje y al despegue, pues mientras no se mueve no levita a una cierta velocidad, no levita.

En la imagen siguiente vemos un detalle de un vagón real de prueba:

Detalle de un Inductrak real en pruebas.

Detalle de un Inductrak real en pruebas.

 

En este Inductrack real, en pruebas, los anillos conductores se han sustituido por listones conductores, aislados unos de otros, que se ve como una plancha, señalada por “Litz Track”.

Como durante el viaje no habrá contacto con la vía, para arrastrarlo, se puede utilizar un motor eléctrico lineal, o sino una turbina como en los aviones. En la fotografía anterior se observa el motor lineal, formado por los cables “LSM Windings” y otra fila de imanes Halbach señalada como “Propulsion Magnets”.

Los imanes de levitación y de tracción, se ven también en la siguiente imagen, entorno a la lámina guía y debajo de los cables de la traccíón. Aunque la separación no se aprecie muy grande, en ningún momento habrá contacto material entre vagón y vía.

 

Esquemáticamente es lo siguiente:

Levitación y tracción

Levitación y tracción

 

 Se observan,  esquematizados, lo cables de la tracción eléctrica lineal: no tocarán tampoco al vagón, sino que lo arrastrás magnéticamente. Debajo se observa la hilera de listones conductores aislados entre sí.

Y la disposición de los imanes:

Imanes bajo el vagón

Imanes bajo el vagón

 

Representación artística del resultado final:

diseño

diseño

Ahora se ven los imanes bajo el vagón, unos para levitación y otros para la tracción. En ambos casos por acción electromagnética y sin contacto material con la vía.

La única parte móvil es el propio vagón, y la tracción actuará también automáticamente de freno si falta la corriente en sus cables o si esta se invierte de sentido.

Una imagen real del primer vagón de pruebas:

Primer vagón y primera línea de pruebas

Primer vagón y primera línea de pruebas

 El arrastre es mediante un motor eléctrico lineal, aunque se podría colocar un turbo reactor, como a los aviones.

La forma del vagón es un poco rara: en realidad está lleno de agua para pruebas de peso.

En California, en el campus universitario, está en construcción la primera línea operativa real, y prevista su finalización para este o el próximo año.

En el vídeo seguiente vemos el modelo de pruebas funcionando.


(para ver el vídeo directamente en Youtube pulsa aquí)

Más información:

Urban Maglev (sitio oficial de General Atomics)

Publicado en Indutrack, Levitación magnética, Medios de Transporte - Movilidad | Etiquetado , , | Deja un comentario

Viene un Gran Enfriamiento Global, probablemente

La expresión “cambio climático” refleja una realidad indudable: el clima no es, no ha sido, ni será nunca estable. Los estudios geológicos muestran que los últimos diez mil años han sido sorprendentemente suaves climáticamente respecto a lo “normal”.

El concepto de “efecto invernadero“, sin embargo, carece de valor científico. El trabajo de Gerhard Gerlich, del Instituto de Física Matemática, de Alemania, y Ralf D. Tscheuschner, Falseamiento del Efecto Invernadero del CO2 Dentro del Marco de la Física, se extiende sobre los sinsentidos del citado efecto. Ya en su resumen inicial escriben:“[el efecto invernadero] esencialmente describe un mecanismo ficticio, en el cual la atmósfera planetaria actúa como una bomba de calor conducida por el entorno, con el cual está radiativamente interactuando, pero que está radiativamente equilibrado con el sistema atmosférico. Conforme a la segunda ley de la Termodinámica tal máquina planetaria jamás puede existir”. Y en su página 15 : “La sección 3 está dedicada al efecto invernadero atmosférico. Se muestra que este efecto no tiene fundamentos experimental ni teórico, y debe ser considerado ficticio. La afirmación de que las emisiones de CO2 conducen a un cambio climático antropogénico no tiene base en la Física”. Además de los razonamientos teóricos descartando el mencionado efecto, describen distintos experimentos que refutan su existencia.

No es objeto de esta entrada discutir su existencia, sin embargo es bueno dejar esta opinión por delante para comprender lo subsiguiente. Lo mismo que la de estos casi setecientos firmantes ante el Senado de EEUU, o estos tres científicos japoneses; también  166 firmantes contra la reunión de Copenague, o los firmantes contra la reunión de Bali, reuniones puramente políticas sin peso ni representación científica, algunos de cuyos firmantes han alardeado de su ignorancia científica firmando, con gran voluntad ecológica, contra la producción y distribución del peligroso dihidruro de oxígeno (H2O).

El pasado mes de enero, el MET Office, servicio meteorológico inglés, y el Climatic Research Unit (CRU), de la Universidad de East Anglia, de Inglaterra,han reconocido, por fin, basándose en datos de más de 30.000 observatorios meteorológicos, que el clima no se calienta desde hace 15 años, más aún parece enfriarse, incluso algún año muy brúscamente.

Lo han reconocido sin demasiada fanfarria. No es dificil imaginar el motivo. Según el Dr Nicola Scafetta, de la Universidada de Carolina del Norte, de EEUU, siendo válido el modelo climático del Met Office, apoyado en el “efecto invernadero”,  debería haber habido “un sostenido calentamiento desde 2000 hasta hoy” y, añade, “si las temperaturas continuan manteniéndose planas o comienzan a enfriar de nuevo, la divergencia entre los modelos y los datos registrados llegará eventualmente a ser tan grande que la comunidad científica completa cuestionará las teorías actuales [del Met]“.  En cuanto al CRU, se ha visto envuelto en los últimos años en dos sucesivas oleadas de escándalos, “climagate” 1 y 2, al filtrarse escandalosos correos electrónicos entre sus miembros, así como datos y programas manipulados: reconociendo en privado que las temperaturas no se calentaban pero en público afirmando lo contrario, manipulando datos para “respaldar” sus modelos, falsos programas informáticos que simplemente presentaban lo deseado por su autor, destrucción de datos y correos, presiones a la resvistas científicas para censurar a quienes descalificaban sus modelos, y hasta correos electrónicos festejando la muerte de un investigador contrario a sus tesis.

 En palabras de Benny Peiser, director del Global Warming Policy Foundation, “estamos bien dentro de la segunda década de la pausa [sin calentamiento]. Si no vemos evidencia convincente de calentamiento global hacia 2015, comenzará a estar claro si los modelos son tonterías. Y, si lo son, las implicaciones para algunos científicos podrían ser muy serias.” Ciertamente, las filtraciones sobre las manipulaciones del CRU llegaron al Parlamento de Inglaterra, donde un lord se permitió llamarles “cañallas”, y podrían incluso incurrir en delito al haber violado la ley de transparencia por ser un centro sostenido con fondos públicos.

Los creyentes del “efecto invernadero” están llegando al punto de no poder defenderlo much más, porque según otros investigadores se avecina, con gran probabilidad, justo lo contrario: una pequeña edad de hielo.

Año 2008

En 2008, Phil Chapman, geofísico de la NASA, y astronauta, escribía un artículo titulado “Siento arruinar la diversión, comienza una edad de hielo“. Por un lado, se mostraba alarmado por la caída de temperaturas registrada en 2007, de 0’7ºC, nevadas en Bagdag por primera vez en siglos, o la mayor extensión de hielo ártico registrada desde 1770.

Por otro, su verdadera preocupación era el Sol. Concretamente, a siguiente imagen sin manchas solares, comparada con una más normal:

Explica en ese artículo la existencia de fuerte correlación entre las variaciones en el número de manchas solares y el clima terrestre. Los ciclos solares suelen durar unos 11 años, aunque se producen mínimos de gran duración.

El último mínimo de gran duración es el denominado “Mínimo Dalton”, que duró unos 70 años, desde 1790. Coincidió con inviernos feroces como el sufrido por el ejército de Napoleón en 1812 en su camino hacia Moscú. Ese mínimo se produjo durante la llamada “Pequeña Edad de Hielo” duró desde, aproximadamente, el año 1100 hasta 1850.

 

Ciclos de manchas solares

 

  Advierte, en su artículo, “no hay duda, la siguiente pequeña edad de hielo será mucho peor que la previa” y, por si fuera poco, será mucho más dañina porque “hay mucha más población ahora y nos hemos vuelto dependientes de unas pocas areas con temperaturas agrícolas… Millones morirán de hambre si no hacemos nada para prepararnos (tal como planear cambios agrícolas para compensar), y millones morirán enfermedades causadas por el frío” .

Chapman va más allá en su alerta: “hay también otra posibilidad, remota pero más seria”.

“Los núcleos de hielo de Groenlandia y de la Antártida, y otras evidencias, nos muestran que durante los últimos varios millones de años, severas glaciaciones casi siempre han afligido a nuestro planeta “.

“La desapacible realidad es que, bajo condiciones normales, la mayor parte de América del Norte y de Europa están bajo 1’5km de hielo. Este amargamente frígido clima se interrumpe ocasionalmente por breves calentamientos interglaciares, durando típicamente menos de 10.000 años”

“El interglacial que hemos disfrutado durante la historia humana registrada, llamado Holeoceno, comenzó hace 11.000 años, por tanto el hielo se está retrasando. Las glaciaciones, sabemos también, pueden ocurrir rápidamente: el descenso de temperatura requerido es de unos 12ºC y puede ocurrir en 20 años”.

Siendo eso así, la actual civilización humana se ha desarrollado gracias a la suerte de estos últimos once siglos de calentamiento interglacial. Ojalá tuvieran razón los calentólogos, porque el mayor riesgo existencial humano es el hielo.

¿Qué más nos dice?

“El siguiente descenso hacia una edad de hielo [no pequeña, sino glaciación] es inevitable pero puede no ocurrir en otros 1000 años. Por otra parte, debe señalarse que el enfriamiento de 2007 fue incluso más rápido del típico en transiciones interglaciales.”.

Su apuesta es por un 50% de probabilidades de sufrir un significativo enfrianmiento durante las próximas décadas, y 1 probabilidad entre 500 de presenciar el comienzo de una glaciación.

Termina el artículo, dirigiéndose a los calentólogos, citanto a Oliver Cronwell: “les imploro, por las entrañas de Cristo, consideren posible estar equivocados”.

Año 2012

Estamos en 2012, cinco años después. Esto no pinta mejor.

1684, Londres. El Támesis congelado.

El pasado 29 de enero, publicaron en Inglaterra los citado datos del Met y del CRU.

En la prense inglesa se publicaron artículos como “Olivide el calentamiento global. Debemos preocuparnos del ciclo 25 (y si la NASA acierta, el Támesis volverá a congelarse)“, del MailOnline:

“destacados científicos del clima declararon ayer al The Mail on Sunday que, tras emitir inusuales cantidades de energía durante el siglo XX, el Sol se encamina ahora hacia un “gran mínimo” en su emisión, amenazando con fríos veranos, rudos inviernos y cortas estaciones disponibles para la producción alimenticia”.

E incluye predicciones de la NASA:

“Análisis de expertos de la NASA y de la Universidad de Arizona – derivados de medidas del campo magnético a 120.000 millas [192.000 km] sobre la superficie del Sol – sugieren que el Ciclo 25, cuyo pico se espera en 2022, será en gran medida también débil“.

Es decir, esperan que incluso sea débil el máximo de emisión energética del ciclo. Y el optimismo no puede ser mucho:

“De acuerdo con el documento publicado la pasada semana por el Met Office, hay un 90% de probabilidades de que tanto el Ciclo 25 como aquellos de la siguientes décadas sean tan o más débiles que el Mínimo Dalton de 1790 a 1830”

“Sin embargo, es también posible que el nuevo declive en actividad solar sea tan profundo como el Mínimo Maunder…”.

400 años de observaciones de las manchas solares

Pues ese mínimo fue muy débil, según se ve en el gráfico anterior.

Entre  1645 y 1715, durante el más frío período de la “Pequeña Edad de Hielo”, tanto el Támesis como los canales holandeses se congelaban.

El Met Office aún guarda esperanzas de salvar sus modelos invernaderos. Aseguran que este mínimo no podrá con el efecto invernadero. Además de la inexistencia de ese efecto, es fácil objetarles una profunda contradicción en afirmar su existencia y al mismo tiempo pensar que puede contrarestar a la disminución de emisiones solares cuando son éstas las únicas emisiones de radiación que podría el CO2 “atrapar”.
 
 
A la vista de este último gráfico, en el cual se observa un muy largo mínimo, ya le han respondido.
 Henrik Svensmark, director del Centro para la Investigación del Clima Solar, de Instituto Nacional Espacial de Dinamarca, afirma: “las temperaturas mundiales mucho más frías que las actuales por 50 o más años. Llevará una larga batalla convencer a ciertos científicos del clima de la importancia del Sol. Puede muy bien ocurrir que el Sol lo vaya a demostrar por sí mismo, sin necesidad de ayuda.”
El Met Office, añade Svensmark, se basa en modelos computacionales minados por la actual fase de no calentamiento global. Los niveles de CO2 han continuado aumentando sin interrupción, y en 2007, el Met Office proclamaba que el calentamiento global estaba a punto de “volver a rugir”. Proclamaban que de 2009 a 2014 se rompería el máximos de temperaturas de 1998, y por el momento no hay signos de estar ocurriendo.
“El asunto real es si el modelo en sí mismo es preciso”, afirma Scafetta, ya mencionado antes, y dice encontrar dificil de entender la confiada predicción del negligible impacto del Sol. Una profesora, Curry, afirma “lo responsable es aceptar el hecho de que los modelos pueden tener severos deficiencias referidas a la influencia del Sol” y, además, sobre la larga pausa de 15 años en el calentamiento, afirma, muchos científicos “no están sorprendidos”.
Según Pal Brekke, del Centro Noruego del Espacio, “la naturaleza está a punto de realizar un experimento interesante. Dentro de diez o 15 años podremos determinar mucho mejor si el calentamiento del último siglo XX fue realmente causado por el CO2 producido por el hombre, por natural variabilidad “.
 
Como ya vimos, Benny Peiser dará por terminado ese mismo experimento en 2015.  ¿El problema del experimento? Los conejos de indias somos los humanos.
Publicado en Cambio climático, Clima, Enfriamiento global, natural | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La máquina de Bussard: Polywell

Una fuente de energía propuesta es la fusión nuclear, consistente en fusionar átomos para formar otros más grandes con lo cual se liberan grandes cantidades de energía. Es el fenómeno causante de la energía emitida por el Sol.

Existen proyectos en marcha para conseguir la fusión mediante distintos procedimientos, uno de ellos mediante los tokamak, como el que se está construyendo en Francia con financiación gubernamental internacional, en la que participan Europa, Jápón y EEUU. Sin embargo este método, utilizando tokamak, está resultando costosísimo y aún no ha conseguido un reactor de demostración estable a escala industrial.

Bussard, científico americano, propuso otro método quizá mucho más sencillo y barato, basado en una máquina llamada Polywell, diseñada por él, y que se puede englobar entre los métodos basados en confinamiento electrostático inercial (IEC, en sus siglas en inglés).

La, máquina puede funcionar fusionando distintos núcleos atómicos, pero la reacción nuclear ideal sería fusionar protones (por ejemplo núcleos de deuterio) con núcleos de boro, pues no se produciría radiactividad y ambos son abundantes, produciéndose helio. Además, el helio es un subproducto muy interesante pues es muy escaso en la Tierrra.

Reacción de fusión p+B –> He

El deuterio puede obtenerse de agua de mar. Para hacerse a una idea de la eficiencia de esta reacción, un litro de agua del mar tiene suficiente deuterio como para producir tanta energía como tres cientos litros de gaolina.

1 litro de agua daría tanta energía como 300 litros de gasolina

El núcleo de la máquina es, como se ve en la siguiente fotografía, muy sencillo. Consta de seis bobinas conductoras, cada una de las cuales creará un campo magnético cuando se haga ciercular corriente por ellas.

Las bobinas están encerradas en tubos metálicos de forma toroidal, pero en la fotografía se han abierto dos para mostrar su interior.

Esta fotografía es de una máquina real, esperimental, de poca potencia, pero como se puede ver es pequeña y simple. Una industrial de una central de 100MW sería tan sólo unas ocho o diez veces mayor.

En la fotografía siguiente se ve completamente el núcleo del Polywell, y también se aprecia su pequeño tamaño y simplicidad.

Además de ser pequeño y barato, vemos que no utiliza partes móviles ni materiales exóticos.

Este prototipo experimental, está formado por seis bobinas están colocadas limitando un cubo, pero en futuras versiones podrían diseñarse modelos más avanzados con más bobinas conductoras formando otras figuras geométricas como docecaedros.

Entre cada bobina conductora se puede hacer pasar un chorro de electrones. Si circula corriente por las bobinas, esos chorros de electrones circularán entrando y saliendo dentro del cubo.

En el siguiente esquema, los aros en negro representan a las bobinas, las líneas rojas representan la forma del campo magnético generado, los electrones son las marcas grises.

Una vez que se tienen a los electrones circulando, cuando hay suficiente cantidad, una parte de ellos no puede escapar, y se concentran en el centro del cubo. Una vez que esto se ha conseguido, se lanzan los protones y lo átomos de boro al interior del cubo. Normlamente los protones y lo núcleos de boro se repelen fuertemente, pero ante la gran densidad de electrones del interior, los protones son atraidos con gran fuerza y muchos de ellos terminan colisionando con los núcleos de boro, produciéndose la reacción de fusión.

Por si fueran pocas las ventajas mencionadas de esta máquina, con el adecuado diseño, podría producir electricidad de un modo muy directo, sin turbinas: haciendo pasar entre otras bobinas conductoras a los núcleos de helio resultantes de la fusión. Según las estimaciones, una máquina como esta produciría electricidad entre diez y cien veces más barata respecto a la de hoy en día.

Pero nada de entusiasmarse, porque aún están experimentando y veremos si finalmente funciona a escala industrial.

La imagen siquiente es una representación de cómo podría ser una máquina completa industrial, de unos 100MW de potencia (aproximadamente la décima parte de potencia de un típico reactor nuclear actual).

La animación en vídeo siguiente clarificará su funcionamiento.


Publicado en Energía, Fuentes de Energía, fusión nuclear | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Consumo responsable: comencemos por el agua

Cuatro mil millones de personas carecen de agua corriente

Las tres cuartas partes de nuestro planeta están bajo el agua. Por ello, pudiera parecer que el agua es un recurso abundante. Sin embargo, el 97% del agua es salada y no apta para el consumo humano ni industrial o agrícola.

El resto, un 3%, es agua dulce y se encuentra en ríos, pantanos, lagos, acuíferos subterráneos y en hielos permanentes. A su vez buena parte de esa agua dulce no es potable o no está disponible para beberla o usarla en agricultura. Se estima que en total sólo el 1% del agua del planeta es apta para bebida o agricultura.

Actualmente, unos dos mil millones de habitantes de nuestro planeta no tienen acceso a agua potable. Más de cuatro mil millones carecen de agua corriente en sus viviendas. En algunos lugares de África, las mujeres y niños cargan durante horas diarias agua, desde las escasas fuentes, incluso con tan sólo 20 litros de agua al día. En el mundo desarrollado, una vivienda típicamente usa unos 600 litros de agua diariamente.

Por otra parte, aún siendo potable un agua, puede ser de mayor o menor calidad. Las aguas contienen contaminantes, tanto de origen natural como originados por la actividad humana. En las aguas se encuentran sustancias derivadas de pesticidas, aceites, subproductos industriales, etc. El daño a la salud humana y al ecosistema puede ser grave, y es obligación de todos hacer un uso responsable del agua, tanto controlando la cantidad utilizada como evitando contaminarla.

Según estimaciones, el resultado es desalentador: hacia 2025 las dos terceras partes de la población mundial encararán una grave escasez de agua.

Una de las industrias más prósperas en la actualidad es la de aguas embotelladas, para bebida, cuyo coste es mil veces superior al de las aguas del grifo. En muchos casos la calidad de las aguas embotelladas es inferior a las del grifo y la fabricación y deshecho de los embases supone un gran cosumo de recursos y una contaminación ambiental adicional.

Debemos concienciarnos del problema del agua y podemos comenzar aplicando una lista de posibles medidas, sencillas, fáciles de adoptar por todos:

  • Dúchate en vez de bañarte, pues gastarás mucha menos agua.
  • Cuando sustituyas retretes, lavadoras y lavabajillas, escógelos de bajo consumo.
  • No labes la ropa innecesariamente, sino cuando esté sucia. Gastarás menos agua, y tus prendas durarán más.
  • No tires al retrete tampones, toallas sanitarias, pañales ni preservativos.
  • No arrojes por el desgüe sustancias químicas, como aguarrás o disolventes, ni acéites industriales.
  • Tampoco deseches en la naturaleza sustancias químicas ni objetos de ningún tipo, muchos terminarán contaminando los acuíferos.
  • En el jardín, utiliza técnicas de xerojardinería.
  • Para desahacerte de productos químicos o de objetos viejos, acude al punto limpio más próximo o contacta con tu ayuntamiento.
  • A menudo la calidad el agua corriente, del grifo, es superior a la de las aguas embotelladas. Bebe preferentemene el agua del grifo. 

Por si deseas ampliar la información, aquí te dejo un listado de enlaces:

SafeClimate, ClimateVoice, Agua Dulce, HispAgua

Publicado en Conservación del agua, consumo responsable | Etiquetado , , | Deja un comentario

Acaban, en EEUU, los subsidios a la gasolina con etanol. ¿Ahora qué?

Chevrolet de "combustible flexible"

Cualquier vehículo de gasolina puede funcionar con hasta un 10% de etanol mezclado con ella. En EEUU, esa mezcla se denomina E10.

Actualmente, se venden en EEUU muchos “vehículos de combustible flexible”, preparados para funcionar con hasta un 85% de ese alcohol mezclado con la gasolina. A esa mezcla la denominan E85. Estos vehículos pueden funcionar también con concentraciones menores de etanol, incluso con 100% gasolina, de ahí la calificación de “flexible”.

En ese país, desde 1979 subvencionan la mezcla de etanol con la gasolina. En 2005  se aprobó el “Acta de Política Energética” obligando a las petroleras a vender unos porcentajes mínimos de gasolina mezclada con biofuel, normalmente etanol obtenido del maíz, y en 2007 el “Acta de Independencia Energética y Seguridad” incrementó esos porcentajes mínimos.

Hoy en día, tras décadas de subvenciones y tras esas normativas, más del 75% de la gasolina vendida en EEUU contiene etanol, normalmente obtenido de maíz, al menos en concentración de un 10%. En subvencionar estos combustibles, los contribuyentes pagan anualmente unos 6000 millones de dólares.

El primero de enero de este año, por acuerdo del Congreso, finalizaron las subvenciones a la mezcla de etanol en la gasolina, de unos 12 céntimos de dólar por litro de combustible. A pesar de retirarse estos incentivos económicos, dado el alto precio del petróleo, sigue siendo rentable a las compañías petroleras comercializar la mezcla. Aunque pudiera haber otras alternativas, económicamente les compensa obtener el etanol a partir del maíz.

En todo caso, las mencionadas actas continúan en vigor, por lo cual las petroleras se ven obligadas a comercializar las mezclas con biofuel, en la práctica etanol. Y buena parte del parque móvil está adaptado a estas mezclas de combustible.

Las mencionadas primas se introdujeron para moderar el precio del petróleo, reducir el gasto externo en combustible y reducir la dependencia energética del país.

Sin embargo, las críticas a estos combustibles con etanol han ido en aumento, especialmente en los últimos años.

Según Aaron Smith, de la Universidad de California, el mandato legal “está causando una demanda de maíz muy superior a la oferta, mayor cada año, creando un mercado vulnerable en el cual incluso la más ligera alteración en la producción conllevará consecuencias desastrosas para los pobres del mundo”.

Otra opinón muy crítica es la de Ford Runge, economista especializado en política agrícola, de la Universidad de Minesota, pues según él, aunque la ley busca incentivar el uso de biocombustibles derivados de deshechos, algas y materias vegetales, “la experiencia con el maíz representa una advertencia de precaución”.

Doug Koplow, de la firma consultora Earth Track, tampoco echa laureles a las actas en vigor pues, opina, los mandatos son otro tipo de subsidio al etanol y advierte de la dificultad de encontrar biocombustibles sin impacto ambiental adverso. Koplow concuerda con esta opinión y afirma que, incluso otras alternativas como obtener etanol de hierba, tallos del maíz o algas requerirían enormes cantidades de tereno, y cosechas producidas en gran escala. Requeriría uso de sustancias químicas y aportes de agua”.

Una opinión más, tampoco favorable, es la de Michal Rosenoer, de famosa asociación ecologista Amigos de la Tierra: “el etanol de maíz es extremadamente sucio. Conlleva más polución climática que la gasolina convencional, y causa deforestación así como agricultura desmedida que poluciona nuestra agua” y añade “el final de estos gigantescos subsidios al etanol es una victoria para los contribuyentes, el entorno y para la gente que lucha para poner alimento en su mesa”.

Pues los subsidios han terminado, una “victoria”, como hemos visto según algunos, pero las leyes están ahí y lo que es peor, el parque de vehículos es ya inmenso, y las compañías petroleras encuentran rentable ese mercado con etanol de maíz.

¿Y ahora qué? ¿Prohibirlo quizá? ¿El dinero mal gastado? ¿Han sido 32 años de un sinsentido?.

Publicado en Combustible, combustible flexible, Combustión interna | Etiquetado , , | Deja un comentario

Proyectan inundar de agua un volcán, para producir electricidad

Newbery Cráter, Oregón

Una empresa de Estados Unidos, AltaRock Energy, proyecta bombear casi 91 millones de litros de agua al interior de un volcán dormido en Oregón, este verano, con la esperanza de que sea expulsada a la superficie en suficiente cantidad y a suficiente temperatura como para producir electricidad con ella.

Pretenden probar, si tienen éxito, la viabilidad de esta técnica. Han apostado 43 millones de dólares (unos 30 millones de euros actuales) y entre los inversores se encuentra Google, invirtiendo 6,3 millones de dólares.

Sgún afirma el presidente de la empresa, “el calor está ahí” pero, “la gran cuestión es si podemos hacer circular suficiente agua, a través del sistema, para hacerlo rentable”.

Si el experimento triunfa, la idea es utilizar el vapor de agua saliente para mover una turbina, y con ella un alternador, para producir electricidad.

Uno de los inconvenientes de la energía geotérmica es el riesgo de producir terremotos al fracturar rocas o extraer aguas subterraneas calientes. Este proyecto pretende minimizar ese riesgo, probando la viabilidad de obtener energía en lugares con actividad volcánica sin necesidad de provocar grandes fracturas, con pequeñas perforaciones, y sin extraer aguas de acuíferos subterráneos.

Según el geofísico Steve Hickman, “construir geotérmicas en gran dimensión más allá de lo actual require nueva tecnología”.

La nueva tecnología de este proyecto se denomina Sistemas Geotérmicos Realzados (EGS). Aunque se pretenden perforaciones pequeñas, persiste el temor a provocar temblores de tierra. Además, la técnica tiene sus propios problemas, el principal es crear una reserva de agua suficientemente grande para mover una planta comercial.

Existen pequeñas plantas geotérmicas funcionando actualmente en Francia y Alemania. Una tercera planta, en Basel, Suiza, fue cerrada debido a quejas por temblores de tierra.

Se está preparando un protocolo internacional, previsto para finales de este mes, que recomienda, a los promotores de esta tecnología, utilizarla lejos de áreas urbanas e informar a los residentes por adelantado de los pormenores.

Publicado en Fuentes de Energía, Geotérmica, Lembrar procesos | Etiquetado , , | Deja un comentario